Solicita una

demostración

sin compromiso.

















Este sitio está protegido por reCAPTCHA y aplican la
política de privacidad y
condiciones de servicio de Google.


La confianza es una consecuencia directa de la transparencia

Experiencias de Comunicación interna en la Crisis COVID-19. Entrevista con Juan Antonio Esteban, Director de RR.HH. de ALSA.

La confianza es una consecuencia directa de la transparencia

La Comunicación Interna, una potente herramienta de gestión y de integración del personal en esta crisis

ALSA es uno de los principales operadores de transporte de viajeros por carretera. La empresa forma parte del grupo National Express, operador de transporte público internacional de autobuses, autocares y ferrocarriles presente en el Reino Unido, Europa Continental, Norte América, Norte de Africa y Oriente Medio. ALSA también gestiona estaciones de autobuses, áreas de servicio y áreas de mantenimiento de vehículos.

En la actualidad, la empresa cuenta con una flota de 3.465 autobuses, que transportan a más de 358 millones de viajeros al año, y una plantilla de 9.719 profesionales. Entre las aportaciones que ALSA ha hecho durante el estado de alarma cabe destacar la cesión de 26 autocares al Ejército de Tierra y otros 7 a la Unidad Militar de Emergencia en apoyo a la Operación Balmis en la lucha contra la pandemia del Covid-19.

Juan Antonio Esteban, Director de RR.HH de ALSA, explica cómo la Comunicación Interna se ha convertido en una potente herramienta de gestión y de integración del personal en esta crisis porque “la empresa necesita mantener los vínculos con sus colaboradores”, que quieren saber qué está pasando y qué va a pasar. A su juicio, los conductores han llevado a cabo una importantísima labor social y es positivo comunicar a todos que “un elemento de diferenciación fundamental de las empresas es su capacidad para aportar soluciones colaborativas y desinteresadas a la Sociedad”.

P.- ¿La comunicación interna se ha intensificado con motivo de la crisis del coronavirus? 

J.A.E.- Yo diría que se ha focalizado, reduciendo el ámbito de los temas que se han comunicado a los empleados, para dar prioridad a los mensajes directamente relacionados con la gestión de la crisis, y se ha hecho más intensa, dando más importancia al componente emocional, porque somos conscientes de que la realidad está afectando de manera muy directa a las vidas personales de los trabajadores y sus familias. Esto responde a necesidades de todas las partes. No podemos ignorar que los empleados que están en casa quieren saber qué está pasando y deseablemente lo que va a pasar; y por otro lado la empresa necesita mantener los vínculos con sus colaboradores.

P.- ¿En qué tipo de mensajes se está incidiendo más?

J.A.E.- Principalmente en los relacionados con el cuidado de la salud y los hábitos para evitar los contagios, para aquellos trabajadores en contacto con los clientes; en cómo impacta la crisis en todos los sentidos sobre el negocio y la manera en la que la empresa está tomando decisiones para asegurar su sostenibilidad, y los planes de futuro y en este aspecto en los cambios que la empresa prevé que va a ser necesario adaptarse para un mercado de recuperación incierta.

P.- ¿Considera que la comunicación interna puede ayudar a mejorar la percepción de transparencia y la confianza de los trabajadores?

J.A.E.- Si la comunicación interna es importante en todo momento, en épocas de crisis lo es más, y cuanto más profunda sea ésta, más aún. Es un escenario sin antecedentes y con incertidumbres. En estos contextos, cuanta más información tengan todos, mejor. Una empresa que no cuide su comunicación en una situación tan impactante como ésta va a ponerse muchas más trabas de las que va a haber en su proceso de recuperación, porque va a necesitar a sus empleados más comprometidos y dispuestos a afrontar cambios que nunca. Por lo tanto, tienen que estar convencidos de estos cambios y efectivamente confiar en el rumbo que la Dirección va a tomar. La confianza es una consecuencia directa de la transparencia.

P.- ¿Se ha creado algún canal específico por esta crisis?

J.A.E.- Si, nosotros hemos desarrollado una plataforma a la que hemos llamado ‘Comunidad ALSA’. Se trata de un espacio donde el protagonismo lo tiene el trabajador. Nosotros básicamente hemos puesto a su disposición la estructura, en áreas temáticas relacionadas con la salud, el ocio, la familia, las experiencias personales, etc., y dejamos que sean los empleados quienes compartan lo que consideran relevante. Está teniendo una gran aceptación, pues ayuda a mantener el vínculo con los compañeros y a humanizar esta situación, y en el futuro servirá para hacer visible todo el potencial de nuestros trabajadores.

P.- ¿Cuáles son las informaciones que más valoran los empleados?

J.A.E.- En nuestro caso hemos visto que en una primera etapa ha sido muy importante aprender a manejarse en un entorno en el que las medidas individuales y colectivas de protección eran fundamentales, en una segunda etapa la preocupación por la marcha de la compañía y, finalmente, está adquiriendo mucha importancia cómo adaptarse a un trabajo en el que la distancia social va a imponer nuevas normas.

P.- ¿Qué colectivos son prioritarios en esta crisis?

J.A.E.- Para nosotros los conductores, desde luego, y luego todos aquellos que no han podido quedarse en casa para seguir manteniendo las operaciones funcionando. Hemos querido destacar que los conductores no sólo estaban haciendo un trabajo; estaban cumpliendo una función social tremendamente útil y necesaria, y es un orgullo ver la profesionalidad con la que han actuado.

P.- ¿Piensa que la imagen y reputación de la empresa pueden salir reforzadas de esta crisis?

J.A.E.- Si las medidas internas son proporcionadas y las externas son auténticas, sin duda. De hecho, lo que estamos viendo en el ámbito económico que el elemento de diferenciación fundamental de las empresas es su capacidad para aportar soluciones colaborativas y desinteresadas a la Sociedad desde sus ámbitos de actuación. Nosotros hemos colaborado en muchas provincias de España con la UME, transportando enfermos; con Cruz Roja, en tareas de limpieza y desinfección de vehículos, y las alentamos y reconocemos las numerosas iniciativas individuales que han lanzado nuestros empleados: desde fabricación de mascarillas, hasta aportaciones al Banco de Alimentos. Estamos convencidos que con unos valores humanos así seremos capaces de superar esta crisis.

Juan Antonio Esteban, Director de RR.HH de ALSA

Juan Antonio Esteban, Director de RR.HH de ALSA

Los empleados que están en casa quieren saber qué está pasando y deseablemente lo que va a pasar; y por otro lado la empresa necesita mantener los vínculos con sus colaboradores.

- Juan Antonio Esteban

Deja un comentario

Deja tu comentario

¡Prueba Dialenga 1 mes gratis!

Descubre todas las prestaciones con las que mejorar en la comunicación interna de tu empresa. Una gestión sencilla, rápida y eficaz con la que conectar con tus empleados.

Solicita tu demo
Subir