Skip to main content

Solicita una

demostración

sin compromiso.

















    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y aplican la
    política de privacidad y
    condiciones de servicio de Google.


    ¿Realidad o mito? Los empleados felices promueven un lugar de trabajo más productivo

    La Comunicación Interna se convierte en otro aspecto más a tener en cuenta para construir entornos productivos y empleados felices.

    Fomentando empleados felices y productivos en la empresa

    En la actualidad, la relación entre la felicidad de los empleados y la productividad en el lugar de trabajo es un tema que ha ganado un protagonismo creciente. Se ha especulado mucho sobre si los empleados felices realmente contribuyen a un entorno laboral más productivo o si este concepto es simplemente un mito moderno. A medida que las organizaciones buscan formas de mejorar su eficiencia y sus resultados, surge la pregunta en cuestión: ¿existe una correlación concreta entre la satisfacción y felicidad de los empleados y el rendimiento en el trabajo? En este punto, la Comunicación Interna en las empresas emerge como un factor crucial en este debate, ya que suele ser uno de los elementos que conectan la felicidad de los empleados con la productividad en las organizaciones. 

    Informes, estadísticas, publicaciones de periódicos, portales especializados…todo el mundo se pronuncia y quiere compartir su idea alrededor de la posible relación entre estos elementos. Uno de los informes más influyentes en este campo es el «Informe sobre la Felicidad en el Trabajo» elaborado por la Universidad de Warwick en 2019. Este estudio encontró que los empleados felices eran un 12% más productivos en comparación con aquellos que no se sentían contentos en su trabajo. Además, se descubrió que los empleados felices mostraban una mayor creatividad, un mejor desempeño en tareas complejas y una mayor capacidad para resolver problemas.

    En esta línea, muchas empresas nacionales e internacionales son buenos ejemplos de cómo la felicidad de los empleados puede tener un impacto positivo en la productividad. Según la revista Fortune, SAS Institute ha sido nombrada repetidamente como una de las mejores empresas para trabajar en Estados Unidos. ¿Cuál es su secreto? La compañía ofrece una amplia gama de beneficios y programas para fomentar la satisfacción de los empleados, como flexibilidad laboral y servicios de salud integral. En este entorno, la productividad de los empleados ha sido notablemente alta, lo que sugiere que los empleados felices y la productividad pueden estar intrínsecamente relacionados.

    Estrategias de Comunicación Interna para fomentar la felicidad y la productividad

    En un estudio realizado por Gallup, se encontró que los empleados que se sienten informados y conectados con su lugar de trabajo tienen un 20% más de probabilidades de ser productivos en comparación con aquellos que no sienten esa conexión. Esa relación debe cuidarse y mantenerse en el tiempo, y aquí la Comunicación Interna será nuestra aliada. Además, una buena comunicación y un clima laboral positivo puede abordar la incertidumbre y minimizar la sensación de aislamiento, lo que contribuye a generar más felicidad en los empleados, entre otros beneficios.

    La búsqueda constante de métodos para mejorar la productividad y el rendimiento se ha convertido en una prioridad para las organizaciones de todos los tamaños y sectores. En este contexto, ha surgido una pregunta que ha capturado la atención de líderes y expertos en People y RR.HH: ¿cómo hacerlo realidad? ¿Cómo vincular la felicidad de los empleados con la productividad y el éxito de una empresa? Más allá de ser una simple tendencia, esta relación ha ganado respaldo tanto en investigaciones como en ejemplos prácticos. Sin embargo, la clave para desbloquear este potencial no radica sólo en la felicidad per se, sino en cómo las estrategias de Comunicación Interna pueden actuar como un catalizador para impulsar la productividad de manera sostenible y efectiva. Estos proyectos no solo contribuyen a la productividad a corto plazo, sino que también establecen las bases para un éxito sostenible a largo plazo.

    A continuación, examinaremos algunas estrategias implementadas con éxito por diversas empresas para lograr este equilibrio:

    Transparencia en la comunicación

    La transparencia es una piedra angular en la construcción de la confianza y la satisfacción de los empleados. Empresas como Google han adoptado esta estrategia con éxito al proporcionar a sus empleados acceso a información relevante sobre las decisiones de la empresa, objetivos y desafíos. A través de reuniones regulares de toda la empresa y acercamientos a grandes directores, Google fomenta la apertura y la honestidad en todos los niveles jerárquicos. Los empleados se sienten valorados al ser informados y comprenden cómo su trabajo contribuye al panorama general de la empresa. Esta transparencia ayuda a generar un clima laboral más positivo, reduciendo la incertidumbre y la presión ante los cambios. 

    Reconocimiento y celebración de logros

    La necesidad humana de reconocimiento y validación es innegable. Las empresas han descubierto que celebrar los logros y esfuerzos individuales y de equipo no solo eleva el ánimo de los empleados, sino que también aumenta su motivación y compromiso con la empresa. Empresas como LinkedIn han implementado plataformas internas donde los empleados pueden reconocer y felicitar a sus compañeros por sus logros conseguidos. Además, estas empresas también organizan eventos de reconocimiento para destacar los hitos alcanzados. El reconocimiento público crea un sentido de pertenencia y valía, lo que a su vez influye en la felicidad y la disposición de los empleados para brindar su mejor esfuerzo.

    Programas de bienestar

    La felicidad de los empleados no solo se refiere al ambiente laboral, sino también a su bienestar en general. Una gran cantidad de organizaciones ya tienen implementados programas de bienestar que promueven la salud física y mental de los empleados. Desde programas de yoga y meditación hasta políticas de flexibilidad laboral para fomentar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal, estas estrategias contribuyen a la satisfacción de los empleados y, por lo tanto, a su productividad. Empleados más saludables y equilibrados están mejor preparados para enfrentar desafíos y abordar tareas con mayor eficacia.

    Formación y desarrollo continuo

    La inversión en el crecimiento profesional de los empleados no solo beneficia a los individuos, sino también a la organización en su conjunto. Debemos ofrecer oportunidades de formación y desarrollo continuo que permitan a los empleados adquirir nuevas habilidades y avanzar en sus carreras. Esto genera un sentido de progreso y logro, lo que a su vez contribuye a la satisfacción laboral y a la productividad. Los empleados que se sienten apoyados en su desarrollo profesional son más propensos a estar comprometidos, ser más felices con su entorno de trabajo y a contribuir activamente al éxito de la empresa.

    En última instancia, la Comunicación Interna se establece como el vínculo entre la empresa y sus empleados, ayudando a generar esa felicidad y rendimiento en una realidad palpable y beneficiosa para todas las partes involucradas. Utilizar una aplicación de Comunicación Interna como Dialenga nos ayuda a mejorar la conexión de los empleados deslocalizados con su empresa y desarrollar todos los proyectos que hemos comentado anteriormente. 

    El papel de la Comunicación Interna a la hora de ayudar a generar espacios más felices en el trabajo

    Ya hemos visto que la relación entre empleados felices y productivos no es simplemente un mito moderno, sino que está respaldada por informes y buenas prácticas de empresas. Sin embargo, es importante destacar que esta relación no es una fórmula única y garantizada, y tampoco tiene una respuesta definitiva y universal. Cada organización es única y debe adaptar su enfoque a su cultura y contexto específicos. La felicidad de los empleados es un concepto complejo que puede verse influido por una variedad de factores, incluyendo la cultura organizativa, el liderazgo, o las condiciones laborales.

    Lo que si queda claro es que la Comunicación Interna emerge como un factor clave para aprovechar el potencial de esta relación. Al establecer canales efectivos de comunicación, las organizaciones pueden crear un entorno en el que los empleados se sientan valorados, conectados y comprometidos. La transparencia, la participación y el reconocimiento son elementos esenciales que pueden contribuir a los empleados felices y, por ende, a una mayor productividad. 

    Deja un comentario

    Deja tu comentario

    ¡Prueba Dialenga 1 mes gratis!

    Descubre todas las prestaciones con las que mejorar en la comunicación interna de tu empresa. Una gestión sencilla, rápida y eficaz con la que conectar con tus empleados.

    Solicita tu demo
    Subir