Solicita una

demostración

sin compromiso.

















Este sitio está protegido por reCAPTCHA y aplican la
política de privacidad y
condiciones de servicio de Google.


¿Me lo escribes o me lo cuentas? De lo visual a lo audiovisual

Las empresas han invertido mucho en su imagen de marca visual, pero estamos en un entorno audiovisual.

¿Me lo escribes o me lo cuentas? De lo visual a lo audiovisual

«El logo no suena y las búsquedas en Internet siempre suenan igual».

En estos términos se expresaba recientemente Alfonso Aguilar, fundador de Sounditi y experto en audiobranding. A su juicio, las búsquedas por voz son más naturales y el recuerdo de marca y la transmisión de valores se puede reforzar con el sonido, dado que el sonido se asocia más a elementos emocionales.

Creo que no le falta razón. Ciertamente los podcasts, por poner un ejemplo, han crecido exponencialmente (es un elemento que puedes escuchar mientras haces otras cosas) y ya hay muchas empresas que utilizan reiteradamente una melodía, una sintonía o una canción en todas sus comunicaciones, eventos, anuncios, etc. ¿Recuerdan las comunicaciones de Coca-Cola, Banco Santander o Google? Y no olvidemos que uno de los elementos que más se han utilizado durante los meses de confinamiento para comunicarse con los empleados que han tenido que teletrabajar forzosamente han sido las comunicaciones del presidente o del CEO. ¿Quién escuchaba antes un mensaje de voz del presidente o del CEO? ¿Qué presidentes, o CEOs, se dirigían con mensajes de voz a sus empleados?

También se han desarrollado mucho últimamente los asistentes por voz, tanto para hacer búsquedas de podcasts como para asistencia técnica o comercial. Aunque según los expertos, las búsquedas mediante voz deben ser más precisas que las que se hacen mediante texto, que con poner algunas palabras clave permiten llegar a encontrar lo que se busca con cierto grado de aproximación.

Así nos enfrentamos a distintos retos. Integrar una estrategia de voz dentro de nuestro plan de comunicación interna no es una tarea sencilla, ya que primero tenemos que definir dicha estrategia y luego contar con herramientas y canales que nos faciliten la escucha de mensajes o el acceso a determinados contenidos. Sin olvidar que lo más importante es definir la audiencia y saber qué se quiere contar.

Como siempre el mensaje y la capacidad de atracción -la creatividad- son elementos capitales y los aspectos técnicos no dejan de ser un facilitador para que la comunicación se establezca.

Me contaba un amigo que cuando pedía algo al informático de su empresa siempre le decía: «Yo no sé cómo se hace, lo que sí sé es lo que quiero hacer». Hoy casi todo es posible… técnicamente. ¿Llegaremos a personalizar la música en función de los gustos de cada sujeto? Es sólo una idea. Dicen los expertos que las decisiones emocionales se justifican racionalmente a posteriori. Apoyar un mensaje con voz y/o sonido puede hacerlo mucho más eficaz y utilizar determinadas músicas (placenteras, evocadoras, relajantes…) ayuda a interiorizar mensajes subliminales o a reforzar la cultura corporativa de las organizaciones.

Deja un comentario

Deja tu comentario

¡Prueba Dialenga 1 mes gratis!

Descubre todas las prestaciones con las que mejorar en la comunicación interna de tu empresa. Una gestión sencilla, rápida y eficaz con la que conectar con tus empleados.

Solicita tu demo
Subir