Solicita una

demostración

sin compromiso.

















Este sitio está protegido por reCAPTCHA y aplican la
política de privacidad y
condiciones de servicio de Google.


La comunicación transparente facilita la gestión de las relaciones laborales

Dichas relaciones deben regirse por los valores de la comunicación, la confianza, la negociación, la transparencia y el respeto mutuo.

La comunicación transparente facilita la gestión de las relaciones laborales

Decálogo de buenas prácticas en relaciones laborales

El pasado mes de enero la web del Real Madrid, C.F, publicaba una noticia curiosa sin relación directa con el ámbito deportivo. La entidad había recibido el «grado de excelencia» tras la preceptiva auditoría de los sistemas de gestión de relaciones laborales por parte del Instituto para las Relaciones Laborales Transparentes. La noticia está en la línea de cómo las noticias positivas relacionadas con la gestión de los recursos humanos pueden apuntalar la reputación de una organización. Pero, en este caso, además, está relacionada directamente con un valor en alza: la transparencia en la comunicación. Además, devuelve a la actualidad la creación, hace aproximadamente un año, del citado Instituto para las relaciones Laborales Transparentes. Se trata de una iniciativa promovida por Baker & McKenzie, Llorente & Cuenca y Reinforce Advisors Group, y que preside el ex ministro de Trabajo Manuel Pimentel.

La filosofía que subyace en esta iniciativa es la de dar un giro a la dinámica habitual en materia de relaciones laborales. Según su propio presidente, hasta ahora las relaciones laborales se basaban en que cada parte trataba de conseguir la mayor porción del pastel posible en las negociaciones, mientras que el IRLT lo que promueve es una concepción más global de las RR.LL. basándolas en la confianza de las partes y en el trabajo compartido. «Difícilmente conseguiremos alcanzar acuerdos si no hay una base de confianza, y difícilmente habrá confianza sin aplicar transparencia en nuestras relaciones», asegura, y se lamenta de que «las de las relaciones laborales posiblemente haya sido la parcela menos transparente de los recursos humanos».

El Instituto para las Relaciones Laborales Transparentes se constituyó como una entidad independiente que tiene la finalidad de ayudar a las organizaciones a desarrollar una cultura y unas prácticas de gestión que permitan mantener unas relaciones entre empresa, representantes de los trabajadores y plantilla, basadas en la transparencia, honestidad y confianza. Dicho instituto reconoce con el distintivo RLT® a aquellas organizaciones que alcancen y cumplan los estándares globales.

Esquema RTL

Esquema RTL del Instituto para las Relaciones Laborales Transparentes.

El IRLT hizo público un Decálogo de Buenas Prácticas que sirviera de marco teórico sobre el que construir las nuevas relaciones laborales en un mundo corporativo hipertransparente. El decálogo fue redactado por personalidades como el propio Manuel Pimentel, Cándido Méndez, Enrique Lillo, María Emilia Casas, Ana de la Puebla, Joaquim Borrás y Juan Chozas, como integrantes del consejo científico del IRLT.

Del decálogo llaman especialmente la atención dos de sus propuestas estrechamente relacionada con la comunicación:

  • Existe una relación directa, leal, fluida, periódica, eficiente y multicanal entre la compañía y los representantes de los trabajadores, los sindicatos y federaciones sectoriales.
  • El tono de las comunicaciones recíprocas (formales e informales) entre compañía y representantes de los trabajadores es siempre respetuoso, constructivo y cordial.

En un momento en el que los nuevos estilos de dirección y la tecnología están promoviendo y facilitando todas las formas de comunicación es destacable que una entidad como esta surja desde un despacho de abogados y una agencia de comunicación, entre otros promotores. Pero, también es destacable la evolución de los despachos de abogados, desde la actuación reactiva a la «consultoría» en materia laboral y la necesidad de tener informada a toda la plantilla en un entorno de desintermediación de las relaciones laborales. En esta línea también deberían evolucionar los propios sindicatos.

Pimentel afirma que las relaciones laborales deben regirse por los valores de la comunicación, la confianza, la negociación, la transparencia y el respeto mutuo. No podemos estar más de acuerdo. Justamente son los mismos principios en los que debe basarse una correcta política de comunicación interna dentro de las compañías. Con las nuevas formas de trabajo los trabajadores son cada vez más dueños de sus carreras profesionales y las relaciones laborales (a menudo relegadas a un segundo plano) son una parte más, y no menor, del complejo puzle de la gestión de recursos humanos.

Deja un comentario

Deja tu comentario

¡Prueba Dialenga 1 mes gratis!

Descubre todas las prestaciones con las que mejorar en la comunicación interna de tu empresa. Una gestión sencilla, rápida y eficaz con la que conectar con tus empleados.

Solicita tu demo
Subir