Solicita una

demostración

sin compromiso.

















Este sitio está protegido por reCAPTCHA y aplican la
política de privacidad y
condiciones de servicio de Google.


Hacia una comunicación interna más humana para llevar puesta

¿Y si pudieras meter los mensajes de tu compañía en el bolsillo de sus empleados?

Hacia una comunicación interna más humana para llevar puesta

«La Comunicación Interna tiene que estar donde esté el trabajador y si está en su mano, mejor». O en su bolsillo.

En estos términos se expresó Betsana Peña, Responsable de Comunicación Interna de Leroy Merlin, en el transcurso de una sesión sobre «La Comunicación Interna ante la nueva normalidad», organizada por Evercom recientemente. También aseguró que «hay colectivos a los que sabes que no vas a llegar, peso eso no debe impedir que la Comunicación Interna se apoye en la movilidad. No olvidemos que hoy cada persona se descarga una media de 24 apps en su móvil. La de la empresa tiene que ser una de ellas. Una organización Data Driven tiene que saber qué importancia tienen las apps móviles para la compañía».

En esta línea Jorge Ávarez Naveiro, Director de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marca de Grupo Antolín, aseguró en el mismo evento que «una lección aprendida de esta crisis es que vamos a vivir en un ecosistema híbrido entre lo presencial y lo digital. Nosotros hemos utilizado las redes sociales para apoyar nuestra estrategia de comunicación», mientras María Antonia Fontiverio, Responsable de Comunicación Interna de SEAT, abundaba en el mensaje al corroborar que «hemos dado gran importancia a las apps móviles porque han demostrado ser altamente eficaces. Es un canal que ya funcionaba y que se ha potenciado. En el móvil lo tienes todo».

Juan Gabriel Corral, Director de Comunicación Corporativa y Asunto Públicos de Evercom, comentó que «mas allá de los datos está el componente emocional de la comunicación», aspecto en el que coincidieron los tres responsables de Leroy Merlin, SEAT y Grupo Antolín.

Para Betsana Peña, la Comunicación Interna debe transmitir empatía y esto sólo se puede lograr si está anclada en un propósito claro. A su juicio, la contribución de la Comunicación Interna en su compañía se materializó en 4 aspectos: 1) ayuda a gestionar la incertidumbre, 2) tangibilizar que realmente las personas son el centro de la organización, 3) acompañar a los colaboradores en la gestión de la curva emocional y 4) ayudar a la compañía a que pueda cumplir con su relato. María Antonia Fontiverio lo sintetizó en una frase: «Hemos hablado al corazón desde el corazón».

Contribución de la Comunicación Interna

Otro aspecto sobre el que se centró el debate fue el de la innovación. Jorge Álvarez Naveiro piensa que en una organización como Grupo Antolín en la que la innovación es una constante en productos y procesos la Comunicación Interna sigue esa inercia sin grandes saltos cualitativos. Por su parte, María Antonia Fontiverio aseguró que «una crisis no es el mejor escenario para innovar», aún así los denominadores comunes de todo proceso de innovación deben ser la transparencia, la credibilidad y la empatía porque «crisis no es igual a pesimismo sino a desafío». A esto Betsana Peña añadió que la innovación en el caso de Leroy Merlín se centro en tres aspectos: la práctica, el acompañamiento y la velocidad. «Pusimos en práctica nuevas dinámicas porque estábamos en una situación diferente, nos centramos mucho en el punto de venta para que nuestros colaboradores se sintieran acompañados y tratamos de reaccionar lo más rápidamente posible a cada una de las decisiones del Gobierno», explicó, añadiendo «creo que hemos sido impecables en la imperfección».

¿Y ahora qué? Es evidente que la crisis del coronavirus ha sacudido las estructuras corporativas y ha obligado a repensar sobre la marcha muchos postulados que se daban por sólidamente cimentados. María Antonia Fontiverio reconoce que «en nuestra organización se ha acelerado la digitalización» y Jorge Álvarez Naveiro augura que «ahora lo que viene es una normalidad acelerada». Por su parte, Betsana Peña fue muy gráfica al calificar cómo debe ser la nueva forma de comunicar con tres palabras: isotónica, nutricionista y de flechazo. «La Comunicación Interna tiene que ser reconstituyente para desterrar la incertidumbre y el excepticismo, debe dar a cada uno lo que necesita y con la agilidad suficiente para que cada uno la tome cómo y cuándo quiera y tiene que ser capaz de mantener la cercanía para que todos sigamos enamorados del proyecto», concluyó.

Deja un comentario

Deja tu comentario

¡Prueba Dialenga 1 mes gratis!

Descubre todas las prestaciones con las que mejorar en la comunicación interna de tu empresa. Una gestión sencilla, rápida y eficaz con la que conectar con tus empleados.

Solicita tu demo
Subir