Skip to main content

Solicita una

demostración

sin compromiso.



















    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y aplican la
    política de privacidad y
    condiciones de servicio de Google.



    Doce técnicas para aumentar la motivación laboral de tus empleados

    Lograr mantener motivado a un equipo no siempre es tarea fácil, por lo que te mostramos 12 técnicas para aumentar la motivación laboral.

    Doce técnicas para aumentar la motivación laboral de tus empleados

    La motivación laboral, necesaria para un buen ambiente de trabajo

    Todas las personas pasan por momentos donde la motivación crece y decrece. Si bien es cierto que la desmotivación en el trabajo puede estar causada por problemas de índole personal, donde será más complicado influir sobre sus factores, existen indicios y detalles que pueden darnos una pista de que el trabajador no está en su mejor momento.

    En primer lugar hay que diferenciar dos tipos de motivación: mientras que la motivación intrínseca depende del propio individuo y es la propia persona la que debe trabajarla, la motivación extrínseca está generada por factores externos. Aunque lo ideal es que ambos tipos de motivación vayan de la mano y la auto motivación es muy importante, la figura de la empresa puede intervenir para ayudar al empleado a que esta última sea lo más elevada posible.

    No olvidemos que un empleado feliz y motivado en el trabajo impactará positivamente sobre el resto del equipo y la cultura de la empresa, además de mejorar otros factores como los siguientes:

    • El aumento de la relación entre productividad y motivación ha sido estudiada por diversos organismos y el resultado ha sido siempre el mismo: un empleado reconocido y motivado conseguirá mejores ratios de productividad y será más proactivo.
    • Crece la participación entre los miembros de la empresa y mejora el clima laboral. La motivación es algo que se contagia, y si la plantilla está motivada, se creará un ambiente de trabajo que propiciará la consecución de objetivos en un buen ambiente laboral. Del mismo modo, también mejorará el compromiso entre los trabajadores y miembros de un mismo team, estimulando la cohesión dentro de los equipos y su compromiso con la empresa.
    • Mejora de la autoestima personal de cada individuo, que también servirá como retroalimentación para aumentar la motivación extrínseca.
    • Impulso de la cultura corporativa. Para ello también es fundamental que todos los empleados conozcan la misión y visión de la empresa y que se sientan conectados con los valores de la marca. Para desarrollar la cultura, la comunicación interna será tu aliada.
    • Mejora de la marca empleadora. Si tus trabajadores están motivados en el trabajo, hablarán de forma positiva sobre ello y sobre la compañía en la que operan, lo que posibilitará la mejora del employer branding.

    La motivación laboral, necesaria para un buen ambiente de trabajo

    Doce técnicas para mantener la motivación a flote

    A continuación, detallamos doce técnicas que te ayudarán a establecer equipos más motivados y felices y que puedes aplicar en tu organización:

    1. Mejoras sobre el espacio físico de trabajo. Tanto si el empleado se encuentra trabajando de forma presencial en oficina, fuera de ella o en teletrabajo, es importante adecuar el espacio físico destinado para ello. Si se cuenta con un entorno limpio, con las herramientas necesarias para el trabajo del día a día y con buenas condiciones ambientales, la predisposición y la motivación del empleado se verá afectada de forma positiva.
    2. Dar autonomía en el trabajo y confianza. Si el trabajador siente que tiene un mínimo de responsabilidades que cumplir y que confían en él para ello, se sentirá motivado por su respectivo responsable, además de contribuir a desarrollar otras habilidades como la disciplina, la priorización de tareas y su gestión.
    3. Condiciones laborales beneficiosas. Este punto no sólo se refiere al carácter salarial del empleo, sino también otorgar al trabajador unas buenas condiciones para sentirse feliz en la organización. Ejemplos de ello podría ser la posibilidad de realizar un porcentaje de la jornada laboral en teletrabajo, un horario flexible de entrada y salida, u ofrecer ventajas para tener un seguro de salud privado.
    4. Flexibilidad entre vida personal y profesional. Poder flexibilizar y conciliar la vida personal y profesional es un factor muy motivante: un padre de familia que pueda llevar a su hijo al colegio o un empleado que pueda tener tiempo para practicar su deporte favorito, beneficiará de forma indirecta a la empresa, creando personas más felices, motivadas y agradecidas con su organización, generando un vínculo más difícil de romper.
    5. Realizar un buen onboarding. Los primeros días en un nuevo trabajo siempre marcan la diferencia. Para comenzar con buen pie, es necesario establecer los pasos específicos del onboarding y disponer de forma clara de toda la información necesaria para la nueva incorporación. Será un buen momento para explicar los beneficios sociales y las políticas de empresa a tener en cuenta.
    6. Posibilidades de promoción laboral y plan de carrera profesional. El crecimiento laboral es algo que siempre está en mente de los trabajadores, sobre todo de aquellos que son más ambiciosos y quieren mejorar sus condiciones. Si existe un plan de carrera establecido y posibilidades de ascenso dentro de la misma empresa, será un buen estímulo para mantener la motivación y la productividad bien alta.
    7. Política de incentivos y variables. Se puede destinar una parte del presupuesto anual para que actúe como incentivo al cumplir las variables que se definan en cada proyecto o puesto de trabajo. Esta política ayudará a motivar en dos vías distintas: la primera de ellas es clara, ya que la mera idea de conseguir dinero extra es un agente motivador. La segunda vendrá dada al ver cómo con esfuerzo y dedicación se van cumpliendo los objetivos marcados, que deben ser asequibles y focalizados.
    8. Detección de ambiente tóxico para erradicarlo. También es importante estar al tanto del ambiente negativo que se cree en la empresa, de cara a poder corregirlo lo antes posible y tomar medidas correctoras. Un ambiente sano y transparente mejorará los niveles de motivación generales.
    9. Programas de aprendizaje, desarrollo y formación continua. Los beneficios sociales son aquellas retribuciones no dinerarias que percibe el trabajador de su empresa, que además ayudan a gestionar y mejorar la motivación. Una de las más valoradas por parte de los empleados es la posibilidad de seguir recibiendo formación. Para un profesional es vital seguir desarrollándose en su campo de trabajo, y valorará muy positivamente el hecho de que su empresa se lo ofrezca a un precio reducido o de forma gratuita.
    10. Mejora la comunicación interna. La experiencia de empleado está cada vez más ligada a un buen ambiente de trabajo y a la generación de relaciones más humanas. Con una buena comunicación interna, conseguirás equipos más conectados, empoderados e implicados con tus objetivos empresariales, además de otras muchas ventajas.
    11. Reconocimiento de los logros conseguidos. El reconocimiento puede darse a un solo trabajador o al equipo completo cuando se logre un hecho importante. Premiar y felicitar a los empleados hará que crezca su motivación y su entrega en el trabajo, además de fortalecer a la plantilla y crear sentimiento de pertenencia.
    12. Empleados como protagonistas de tu empresa. Para mejorar el engagement con tus empleados y su motivación, puedes hacerles partícipes de diferentes proyectos y actividades dentro de la empresa a través de técnicas de storytelling o team building, dos técnicas muy usadas cuando se trata de dar voz al empleado y aumentar su ánimo.

    Trabaja para entender qué motiva a tu plantilla

    Trabaja para entender qué motiva a tu plantilla

    No todas las políticas tienen que funcionar por igual en todas las empresas, y no todos los empleados se tienen que sentir motivados por los mismos factores. Imaginemos un trabajo que tenga un carácter monótono, con tareas muy repetitivas y sin posibilidades de cambio. Muchos trabajadores no se sentirían motivados con un trabajo de estas características y huirían, y sin embargo, otros empleados se sienten a gusto y complacidos con este tipo de labor, lo cual también hay que respetar y premiar. Por eso es importante identificar qué factores son los que tus empleados valoran más de cara a sentirse contentos en sus puestos de trabajo.

    Lo primero que debería hacerse para lograr un buen índice de motivación laboral, es poder medirlo. Para ello, puedes utilizar las encuestas de Dialenga y hacer llegar un cuestionario a tu plantilla, cuyos datos podrás analizar y comenzar a ver el impacto motivacional y cómo influye en tu organización. Si finalmente implantas una nueva medida, también puedes comunicarla a través de la sección de noticias de la aplicación, asegurándote que todos los miembros de tu empresa conozcan la información. Y por último, no olvides medir de forma periódica la motivación laboral de tus empleados y pedir feedback sobre ello. Tus empleados te lo agradecerán.

    Deja un comentario

    Deja tu comentario

    ¡Prueba Dialenga 1 mes gratis!

    Descubre todas las prestaciones con las que mejorar en la comunicación interna de tu empresa. Una gestión sencilla, rápida y eficaz con la que conectar con tus empleados.

    Solicita tu demo
    Subir