Skip to main content

Solicita una

demostración

sin compromiso.

















    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y aplican la
    política de privacidad y
    condiciones de servicio de Google.


    Buenas prácticas para fidelizar el talento con Comunicación Interna

    ¿De qué nos sirve invertir tanto esfuerzo en la fase de hiring si luego no retenemos el talento? ¿Cómo podemos usar la Comunicación Interna para este fin?

    Buenas prácticas para fidelizar el talento con Comunicación Interna

    Cuando un nuevo empleado se une a una empresa, la calidad y la percepción de su experiencia inicial en el onboarding tiene un impacto muy significativo en su compromiso a largo plazo. Una Comunicación Interna efectiva durante el proceso de onboarding sienta las bases para una relación de trabajo sólida y duradera en el tiempo. No solo beneficia al empleado durante sus primeros días, sino que también contribuye a largo plazo a su desarrollo profesional, su satisfacción laboral… Se trata de ir más allá de la difusión de la información básica sobre políticas y procedimientos, estableciendo una conexión emocional y profesional con el nuevo miembro del equipo para retener su talento.

    Fidelizar el talento se ha convertido en una prioridad para las organizaciones que desean mantener su competitividad y crecimiento a largo plazo. La Comunicación Interna emerge como un pilar fundamental para fortalecer la relación entre empleados y empresa, creando un ambiente laboral positivo que favorece esta retención del talento. 

    Te presentamos 5 acciones y buenas prácticas que los profesionales de RRHH y Comunicación Interna pueden realizar para garantizar una comunicación clara, consistente y efectiva que tenga impacto en la retención del talento de los trabajadores.

    Adaptación del mensaje y personalización

    En Dialenga siempre hablamos de personalización, y en este punto no iba a ser menos. Debemos personalizar y ofrecer la información más relevante en cada etapa del viaje del empleado. Como empleado, no vamos a necesitar la misma Comunicación Interna en todas las etapas de nuestra vida laboral: necesitamos información diferente, posiblemente incluso la periodicidad y el tono también deban cambiar. La idea es acompasar tanto al momento donde se encuentre el empleado como la situación actual que tenga la empresa.

    • Durante la contratación, debemos ofrecer información clara sobre las expectativas del rol, el proceso de integración y las oportunidades de desarrollo profesional.
    • Durante la relación laboral, mantener a los empleados informados sobre todos los cambios organizacionales
    • A la salida de la persona, brindar orientación sobre el proceso de separación, recopilar comentarios para mejorar la experiencia del empleado y mantener una relación positiva para posibles futuras oportunidades.
    • También hay que mostrar especial interés dos momentos puntuales muy importantes en la vida de una organización
      • los períodos de cambio organizacional, como fusiones, adquisiciones o reestructuraciones de la empresa. En este caso, comunicaremos de manera proactiva los detalles del cambio, los impactos previstos y los planes de transición. Proporcionar oportunidades para que los empleados expresen sus preocupaciones y brindar apoyo durante la transición.
      • durante grandes procesos de crisis o de toma de decisiones: debemos comunicarlo de manera transparente, especialmente aquellos que afectan directamente a los empleados, para construir confianza y reducir la incertidumbre. Este caso podemos compararlo con el periodo del Covid-19: un punto de inflexión para muchas organizaciones que se dieron cuenta de que necesitaban acompañar a sus empleados de una forma más cercana.

    Practica la escucha activa para retener el talento

    Promover la escucha de los empleados va más allá de simplemente estar presente durante conversaciones o encuestas. Implica comprender realmente las necesidades, preocupaciones y aspiraciones de los empleados, y actuar en consecuencia, mostrando empatía y ofreciendo apoyo cuando sea necesario. En las organizaciones más eficientes se fomenta que los managers y la alta dirección estén abiertos a recibir esa retroalimentación y se comprometan a abordar sus inquietudes y sugerencias de manera proactiva. 

    Una de las formas más efectivas de practicar la escucha activa real del empleado es establecer procesos y canales de comunicación bidireccionales que fomenten el diálogo abierto y honesto, para que los empleados se sientan escuchados y valorados. Deberemos actuar sobre la retroalimentación recibida de manera proactiva y transparente, tomando medidas concretas para abordarlas y comunicar claramente los resultados de esas acciones.

    Practica la escucha activa

    Crea comunidades que generen más compromiso

    Todos los seres humanos, sin distinción, somos seres sociales. Y como seres sociales, necesitamos crear comunidades. Sentir que pertenecemos a un grupo nos hace sentir valorados y apoyados, lo cual es esencial para nuestro bienestar emocional y nuestro desarrollo.

    Las organizaciones reconocen la importancia de crear comunidades dentro de sus equipos, espacios donde los empleados se sientan valorados, conectados y respaldados. Esta sensación de pertenencia nos brinda un sentido de identidad y conexión con los demás, fomentando la colaboración, la comunicación y el intercambio de ideas. Al formar parte de una comunidad en el ámbito laboral, podemos compartir conocimientos, enfrentar desafíos juntos y celebrar logros en un ambiente de confianza y solidaridad. La comunidad en el trabajo nos permite crecer tanto individual como colectivamente, fortaleciendo nuestras relaciones y contribuyendo al éxito mutuo.

    La Comunicación Interna es clave para generar estas comunidades y construir espacios seguros que fomenten la retención del talento. La idea es generar relaciones basadas en la confianza, no en el control, donde los empleados puedan interactuar, compartir ideas y experiencias, y colaborar en proyectos.

    Utiliza tu Propuesta de Valor al Empleado

    Retener el talento se ha convertido en uno de los mayores desafíos para las organizaciones. Ya no basta con simplemente ofrecer un salario competitivo. Ahora, las empresas deben destacar con una Propuesta de Valor al Empleado (PVE) a la altura.

    La Propuesta de Valor al Empleado es el conjunto de beneficios, oportunidades y valores que una empresa ofrece a sus empleados a cambio de su contribución y compromiso. Va más allá del salario y los beneficios tangibles; incluye aspectos como el ambiente laboral, el desarrollo profesional, el equilibrio entre vida laboral y personal, la cultura organizacional y las oportunidades de crecimiento.

    Una PVE sólida y diferenciada no solo atrae a los mejores talentos, sino que también los retiene a largo plazo. Sin embargo, debemos asegurarnos de comunicarla de forma eficiente. Implica transmitir claramente los valores de la empresa, las oportunidades de crecimiento y desarrollo profesional, los beneficios adicionales que se ofrecen, así como el impacto que los empleados tienen en el éxito de la organización. Esto ayudará a reforzar el compromiso y la lealtad de los empleados actuales.

    Para ello, es importante utilizar un canal oficial y unos mensajes que resuenen con la audiencia objetivo. Por ejemplo, dentro de una PVE podemos encontrar programas de well-being. Sin duda, una propuesta diferenciadora que elevan la marca empleadora. Pero de poco sirve tener estos programas de bienestar y beneficios si no se facilita el acceso a la información o si los procesos no están al alcance de todos los trabajadores. Debemos garantizar que los empleados tengan acceso fácil y claro a información sobre estos beneficios que ofrece la organización. Si no, de poco servirá. 

    Dialenga, la App de Comunicación Interna para retener el talento

    Para apoyar todas estas acciones tenemos en nuestras manos la tecnología. Cada organización puede utilizar la herramienta o el conjunto de plataformas de comunicación que para ella sea más eficaz.

    La propuesta de Dialenga es clara: utilizar el móvil, la herramienta más accesible por todos los colectivos. Muchos de nuestros trabajadores viven una realidad muy diferente al personal de oficina. Son profesionales que no tienen acceso a sistemas corporativos y que no disponen de ordenador, donde el móvil realmente actúa como enlace con la empresa.

    Sea cual sea la herramienta que utilicemos, lo mejor es tener una solución corporativa y personalizada con la propia imagen de marca de la empresa, que ayuda a sentar las bases de la cultura empresarial. Tener una app con los colores corporativos de tu empresa son pequeños detalles que elevan y mejoran el sentimiento de pertenencia. También debemos cuidar que esta herramienta tenga como objetivo la mejora de la experiencia de empleado, su compromiso y lealtad. Solo así conseguiremos retener el talento en nuestra organización y fidelizar a nuestras personas.

    Deja un comentario

    Deja tu comentario

    ¡Prueba Dialenga 1 mes gratis!

    Descubre todas las prestaciones con las que mejorar en la comunicación interna de tu empresa. Una gestión sencilla, rápida y eficaz con la que conectar con tus empleados.

    Solicita tu demo
    Subir